Saltar al contenido

¿Cómo elegir mamparas de duchas frontales?

Usar mamparas frontales para la ducha es algo cada vez más común en hogares de todo el mundo por la comodidad que ofrecen. Las mamparas son resistentes, de fácil instalación, ajustables a diferentes tipos de decoraciones, en fin, una buena opción de compra.

Sin embargo, antes de comprar una mampara hay que tomar en cuenta ciertas recomendaciones para acertar en la elección. Te comentamos las más importantes.

El acabado

El acabado de la mampara dependerá del efecto que quieras lograr. Si deseas una mampara que logre un efecto de mayor amplitud en el baño entonces selecciona una mampara transparente.

En caso de que quieras un mayor nivel de privacidad entonces elige una traslucida. Dará buen paso a la iluminación pero la parte de la ducha quedará cubierta. 

También puedes elegir una mampara tipo espejo. Tu intimidad quedará preservada al igual que con los modelos traslucidos y aparte te servirá como el espejo central del baño. 

El tipo de apertura

Es importante este aspecto porque está íntimamente relacionado al tamaño de la ducha. Puedes elegir una mampara corredera en caso de que cuentes con una ducha amplia y sin restricciones en el área de entrada.

Si tienes una ducha muy pequeña entonces es conveniente que elijas una mampara plegable. Este sistema hace que la mampara se posicione sobre sí misma y ahorra espacio.  

También puedes elegir una mampara abatible. Estas se abren en ángulos amplios para que puedas entrar a la ducha fácilmente sin importar tu altura. Son recomendables también para espacios pequeños.

Sistema antical

Muchas mamparas, al poco tiempo de uso, terminan con acumulaciones de residuos y a veces no sabemos a qué se deben pero son muy difíciles de quitar. 

Estos residuos son acumulaciones de cal, por ello, es conveniente que compres una mampara con este tratamiento para que el mantenimiento se te haga más sencillo y tu mampara luzca siempre pulcra. 

Los materiales

Las mamparas están hechas principalmente de cristal o de vidrio. Ambas son recomendables así que la elección dependerá de tus gustos personales. Lo que si debes tomar en cuenta es que si elijes de vidrio, debe ser vidrio templado para mayor seguridad.